domingo, 10 de abril de 2011

Catorce...


Toma aire y mientras el se dirige al baño comienza a observar la habitación, una cama redonda en la esquina izquierda, las paredes en un color verde que la hace pensar en baños publicos y se percibe un olor el cual no prefiere no ubicar.

Un encuentro que comenzo como todos, abrazos, besos que dejan sin aliento, ella comienza a desabotonar su camisa mientras el le arranca con prisa el vestido, la tumba de espaldas a la cama, le besa el cuello mientras ella no puede aguantar los gemidos y siente como el poco a poco se mete en ella, ella se voltea y pone sus caderas sobre el, le gusta sentir la respiración en su pecho, ver esas miradas que solo reflejan el placer del momento, uno, dos, pierde la cuenta y los dos alcanzan el punto máximo.

Mientras observa y recuerda, se da cuenta que este hombre es el numero 14 con el que comparte una cama, por llamarlo de alguna forma; que quedo de esa jovencita que se entrego por primera vez por amor y por curiosidad a su tan amado novio hace unos años atrás, donde su primera vez fue en un colchón sucio en el suelo de una casa vacía que habían conseguido, donde el dolor fue mas que el placer, ya que esa vez ella no supo que era un orgasmo.

Las veces siguientes fueron mejor, aprendió a conocer su cuerpo y saber la mejor forma de obtener placer;  y ya no tiene ese miedo de la primera vez, los nervios siguen, sobre todo si se trata de la primera vez con esa persona, le gusta dar lo mejor, disfrutar al máximo y que no la olviden facilmente.

De esos catorce tiene las imagenes y sensaciones de los encuentros que mas la marcaron, la que la dejaron sin aliento, donde los besos se convertían en golosinas y quería mas, también hubo otros donde tuvo que fingir que lo estaba disfrutando para no herir a la persona.

Lo acepta, uno de sus mas grandes placeres es el sexo, el placer de dos cuerpos desnudos, donde no hay necesidad de un Te Amo, el que la piel se eriza con el primer rose de una mano, sin preguntas, sin pasado, solo esos minutos en que las pupilas de dilatan, la respiracion se acelera, las miradas, esas dos personas que en momentos parecen una sola aunque después no se vuelvan a ver...

El acaba de regresar, esperemos se esfuerce mas, en este momento no esta en su "top 5", sonríe y comienza a tocarlo...


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada