sábado, 21 de julio de 2012

La tercera.


No es la primera vez que lloro por algo que tenga que ver contigo, mas bien es la tercera, y todas por circunstancias diferentes.

Creo que esta ultima fue el resultado de estar discutiendo en mi interior si me encontraba triste o enojada, y al final una acción me demostró que no fue enojo lo que he estado sintiendo, me duelen algunas de sus acciones, aunque no les doy gran importancia porque al final todas las personas estamos llenas de errores y egoísmos, desgraciadamente después de una semana de fatiga laboral, de esperar  algo que no llego, de encontrarme por toda la ciudad a una de las personas que mas le permiti hacerme daño y unos largos etcéteras, esos detalles se clavan donde mas duele.

Sin embargo eres una de las pocas personas en las que confió, es solo uno de esos días donde vuelvo a sentir que me equivoco.

Solo se trata de un sábado mas donde el cansancio físico y mental se apodera de mis sentimientos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada