lunes, 25 de junio de 2012

El regreso.


Cuando uno emprende algún viaje, por lo regular algo cambia, la forma en que ves las cosas, tus relaciones con los demás, etc. Mi viaje le trajo cosas buenas a la monotonía de mi vida, conocí lugares donde su hermosura no la podría describir en palabras, comí todo lo que se me antojaba y en cuestión personal fue una muy grata experiencia.

A mi regreso me encontré con egos lastimados que disfrazan en corazones rotos, despedidas que se habían alargado, tristes y tontas amenazas.

Y yo solo pienso en el regreso, el volver a pasar días de cansancio y satisfacción, de platicas nutridas en cada aspecto, esos pequeños sitios donde te empiezas a sentir nuevamente tu, me perdí en mi ciudad y me encontré a 10,000 km de aquí.

Quiero mas de todo, me exijo mas a mi misma, abrí los ojos a las maravillas que me ofrece la vida y no quería ver por estar metida en mi burbuja, y no me refiero a conocer otros países, si no el seguir conociendo todo lo que puedo lograr con solo proponermelo.

Descubrí que la gente que realmente me quiere se alegro con mi viaje, es lindo darse cuenta quien esta ahí para ti!

Mi corazón esta feliz, logran hacerme sonreír todos los días. mi trabajo tiene altibajos en cuestión de estrés, y del tiempo que me deja libre.

Mitad del año ya, el resto del 2012 es mejor!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada