miércoles, 8 de diciembre de 2010

(vacío)




Me enamoro sin medir las consecuencias, solo una mirada basta para lanzarme al vacío.
Sólo unas horas a tu lado y estoy dispuesta dar todo por ti; bastó una taza de café.
Espero las horas que me toquen a mi; tantas veces me he sentido como todas las demás; pero siempre me doy ánimos pensando que soy especial para ti.
Pero tan así conoces las palabras que me hacen sentir la mas especial; que también en pocas palabras me has hecho sentir como la menos importante en tu vida.
Si te dieras cuenta que sin tu pedirlo te soy fiel, y se que no recibo lo mismo; y ni siquiera pediré que me des más...
Y esa herida que apareció...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada