domingo, 19 de septiembre de 2010

taza de café



Solo 150 ml de esta bebida oscura y amarga esconden tantos recuerdos y sentimientos...

Quien me conoce sabe mi vicio, lo que disfruto sentarme a tomar un café mientras leo un libro...

Hubo días donde cambie el libro por tu compañía, donde cambie los murmullos de la gente por tu respiracion, el estar frente a una silla vacía por tus brazos rodeandome...

Bese tus labios disfrutándolos de igual manera que lo hago al primer sorbo de café, te toque con las mismas ganas de aprender y disfrutar como toco el libro que siempre me acompaña...

Igual que ansiaba la cafeína, empecé a desear tu compañía, así como el aroma de esa taza humeante despierta mis sentidos, así despertó tu cuerpo mi deseo, escuchar tus palabras con cada sorbo de esa amarga bebida se convirtió en el éxtasis para mi...

Ahora solo me queda el café porque tuviste que volar a otro lado...y cada día me pregunto cuanto tiempo deberé esperar para volver a probar el mejor café que es el que proviene de tus labios...

3 comentarios:

  1. CAFEÍNA PARA DOS EN LA MESA UNO ; )ME GUSTÓ TU POST

    ResponderEliminar