domingo, 26 de septiembre de 2010

Una tarde de tequila...


Hace un poco mas de dos años, un tarde de jueves en Mayo; el Tequila me mostró la calidad de un BB...

En mi habitación después de haber estado toda la tarde tomando tequila (sola en mi casa) abrí los ojos y recordé que tenia  que hablarle a mi madre para que supiera que aunque me escuchaba borracha estaba bien,   tome algo de conciencia y busque el Black Berry que me había regalado al que hoy llamaremos Rambo, recorrí la cama y nada, el buro de al lado nada, el tocador...nada; me senté y estaba a punto de pararme cuando al agachar la mirada al suelo ahí estaba el pobre BB...

El problema no era que estaba en el suelo, no recuerdo en que momento la ensalada que había comido ese día y el tequila discutieron dentro de mi organismo y ambos fueron desechados en el piso de mi recámara...Y justamente ahí se encontraba el celular...

Con mi poca conciencia lo agarre, lo limpie con un pañuelo desechable, le quite la pila y lo avente en la cama, porque algo llamo mi atención...volteo la mirada al lugar de los hechos y veo que uno de mis hermosos zapatos rosas también se encontraba en el mismo lugar que el BB, me puse a llorar y me repetía porque mis zapatos rosas?? 

En medio de la frustracion por mis zapatos, Rambo después de haber viajado 200km de distancia llego; el no tendría que estar ahí, pero me escucho demasiado loca para dejarme sola;  me ayudo a limpiar todo el desastre tequilero y me alimento...

Los resultados:

Un BB lleno de mi ADN pero funcionando a la perfección!!
Había pasado la tarde bajando música: 10 versiones distintas de "El Andariego" ; 18 veces "19 días y 500 noches" Joaquín Sabina ; 3 veces "El breve espacio" Mijares; 4 versiones de "Paloma Negra". 

Al día siguiente comida con unos clientes, yo todavía sentía que mi olor no lo disfrazaba el Dior que me había hechado encima, y tuve que aguantarme dos horas de escuchar sobre resistencia a la insulina...

Yo me divertí mucho durante esas horas que terminaba con mi botella de tequila, aunque creo que a toda la gente que le marque, incluyendo a Rambo que tuvo que ir a salvarme, no se divirtieron tanto...

El BB ya no lo tengo yo, pero creo que sigue funcionando...
Mis zapatos rosas con una buena limpiada volvieron a lucir hermosos.

Todavía sigo escuchando las mismas canciones si traigo tequila en mis venas...

Rambo ya no es mi salvador...emigro a otra patria...

Pero como dice la canción:.."No te vayan a culpar, no te vayan a culpar...Botellita de Tequila"



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada